#J. L. Borges :: Historia universal de la infamia

En 1517 el P. Bartolomé de las Casas tuvo mucha lástima de los indios que se extenuaban en los laboriosos infiernos de las minas de oro antillanas, y propuso al emperador Carlos V la importación de negros que se extenuaran en los laboriosos infiernos de las minas de oro antillanas. (…)

#Jorge Luis Borges :: El atroz redentor Lazarus Morell (Historia universal de la infamia – 1935)

Así comienza el viaje al fascinante mundo cuya puerta entreabre Borges en todos sus escritos. Un laberinto donde resulta prácticamente imposible separar realidad y ficción, tramado según reglas más propias de la filosofía o las matemáticas, y evocado –sustanciado, corporeizado, serían, tal vez, dos verbos más ajustados a la labor de orfebrería que lleva a cabo el autor argentino– con precisión, rigor y belleza extraordinarios.
En mi opinión –si la modestia conviene en cualquier ocasión, cuando uno hace referencia a un escritor de la talla del aquí tratado resulta imprescindible–, más allá de la extraordinaria complejidad de los universos que propone, lo más atractivo de Borges es la forma en que moldea el lenguaje, su capacidad para transformarlo en un material dúctil.
Todo aquel que haya experimentado el vértigo de un folio en blanco mientras una remota historia trastabilla en su mente sabe a qué me refiero: lo arduo que resulta convertir el material del que están hechos los sueños en palabras y frases. El mérito de Borges es hacernos creer que ese difícil trabajo merece la pena.

historia_universal_infamia

Etiquetado , , ,