Fría, húmeda, dura

    Puede sentirla, incrustada en la base de su encéfalo. Justo en el punto donde el cráneo se apoya en la espina dorsal. Rezumando.
    Extrae el impreso del bolsillo interior de la chaqueta y lo extiende con un movimiento de la muñeca izquierda. Aitor Esteban, con DNI tal y domicilio en la calle cual, solicita la baja, lee en voz alta. La baja, repite. Otra bajita sin especificar, recalca, contrahecha su boca en una mueca.
    A cada segundo, más dura. Goteando agua turbia y fría.
    Más allá de la hoja de papel, su puño, la hoja espectral jugueteando con la poca luz, una lágrima deslizándose como una guillotina entre pastosas gotas de sudor, un pasillo confuso y una ventana en la que golpea la noche. Pues nada, señor Esteban, recita, que sea una baja total. Una sonrisa se dibuja en su cara.
    Fría, húmeda, dura.

fria_humeda_dura

———-

#Sergio Lozano Sangrador :: slsangrador@gmail.com

Etiquetado , , ,